frito.es.

frito.es.

Aros de freír para hacer porciones individuales de cebolla

Los aros de cebolla son un clásico de la comida rápida, pero ¿sabías que también puedes hacerlos en casa de manera fácil y rápida? Además, freírlos en porciones individuales es una excelente opción para una comida informal o para un entrante.

En este artículo, te enseñaré cómo hacer aros de freír para hacer porciones individuales de cebolla. ¿Estás preparado para aprender cómo hacer esta deliciosa receta?

Lo que necesitarás:

- 2 cebollas grandes
- ¾ taza de harina
- 1 cucharadita de polvo para hornear
- 1 cucharadita de sal
- 1 huevo grande
- ½ taza de leche
- Aceite para freír

Preparando las cebollas

1. Corte las cebollas en rodajas gruesas (alrededor de ½ pulgada) y retire las capas exteriores hasta que solo quede la parte crujiente.

2. Separe los anillos y reserve.

3. En un tazón grande, mezcle la harina, el polvo para hornear y la sal. Añade el huevo y la leche y bate hasta que quede suave.

4. Coloque los anillos de cebolla en la mezcla de harina y cubra bien. Asegúrese de cubrir todos los lados de los anillos.

5. Coloque los anillos de cebolla en un plato y deje reposar durante al menos 15 minutos. El tiempo de espera permite que la mezcla de harina cubra bien los anillos.

Freír los aros de cebolla

6. En una sartén grande y profunda, caliente el aceite a 365 grados F. Si no tiene un termómetro para freír, puede probar la temperatura del aceite sumergiendo un palillo de dientes en el aceite caliente. Si el aceite hierve alrededor del palillo de dientes, está lo suficientemente caliente para comenzar a freír.

7. Con unas pinzas, coloque cuidadosamente los anillos de cebolla en el aceite caliente. No sobrecargue la sartén, ya que esto puede reducir la temperatura del aceite y hacer que los aros de cebolla no se frían de manera uniforme.

8. Fría los aros de cebolla durante unos 2 a 3 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes. Con una espumadera, retire los aros de cebolla del aceite y colóquelos en una bandeja forrada con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

9. Repita el proceso con los anillos de cebolla restantes.

Servir los aros de cebolla

10. Una vez que haya freído todos los anillos de cebolla, es hora de servirlos. Estos aros de cebolla son deliciosos por si solos, pero también pueden ser servidos como un acompañamiento para hamburguesas, perritos calientes o papas fritas.

11. Sírvalos a sus invitados mientras todavía están calientes y crujientes. Para darle un toque extra, puede espolvorearles un poco de sal y pimienta.

Conclusión

Los aros de cebolla son una excelente opción para una comida informal o como entrante. Al hacer estos aros de freír para hacer porciones individuales de cebolla, tendrás un plato divertido y fácil de preparar que todos disfrutarán.

¡Así que toma unas cebollas, prepara la masa y ponte a freír! Tus comensales estarán desesperados por probar tus deliciosos aros de cebolla.