frito.es.

frito.es.

Cómo hacer unas croquetas deliciosas y jugosas

Cómo hacer unas croquetas deliciosas y jugosas

Las croquetas son uno de los aperitivos más populares de la gastronomía española. Esta deliciosa mezcla de bechamel con diferentes ingredientes, que luego se reboza y se fríe, puede ser tanto salada como dulce, aunque las más populares son las de jamón y las de pollo. En este artículo te enseñaremos cómo hacer unas croquetas deliciosas y jugosas que seguramente dejarán a tus invitados con la boca abierta.

Ingredientes necesarios

- Aceite de oliva virgen extra.
- 1 cebolla.
- 100 gramos de jamón serrano.
- 120 gramos de harina.
- 750 ml de leche.
- Sal y pimienta al gusto.
- Nuez moscada.
- Pan rallado.
- 1 huevo.
- 500 gramos de patata cocida.
- 200 gramos de queso parmesano.
- 2 dientes de ajo.
- Perejil fresco.

Preparación

Paso 1: Cocina la bechamel

Para hacer unas croquetas deliciosas, lo primero que debes hacer es una buena bechamel. Para ello, corta la cebolla en trozos muy pequeños, pica finamente el jamón serrano y luego sofríe ambos ingredientes en aceite de oliva virgen extra hasta que la cebolla esté dorada.

Una vez que la cebolla y el jamón estén dorados, agrega la harina y revuelve hasta que esté completamente integrada. Luego, agrega poco a poco la leche, mientras sigues revolviendo, hasta que se forme una masa homogénea. Agrega sal y pimienta al gusto y una pizca de nuez moscada. Continúa revolviendo hasta que la mezcla se espese.

Paso 2: Prepara el relleno

El siguiente paso es preparar el relleno de las croquetas. Para ello, machaca bien las patatas cocidas hasta formar un puré. Agrega el queso parmesano rallado, los ajos picados, el perejil fresco (también picado) y una pizca de sal. Revuelve todo hasta que quede una mezcla homogénea.

Paso 3: Mezcla todo y forma las croquetas

Una vez que tienes la bechamel y el relleno listos, es hora de hacer la mezcla para formar las croquetas. Para ello, mezcla la bechamel con el relleno en una olla grande y revuelve bien para que todo quede integrado. Deja que la mezcla se enfríe un poco para que sea más fácil de manejar.

Una vez que la mezcla esté fría, comienza a formar las croquetas con tus manos. Dale forma redondeada y asegúrate de que no queden demasiado grandes ni demasiado pequeñas. Una vez que las croquetas estén formadas, colócalas en un plato y déjalas en el refrigerador por una hora para que se enfríen bien.

Paso 4: Empaniza las croquetas

Una vez que las croquetas estén frías, es hora de empanizarlas. Para ello, bate un huevo en un plato y coloca pan rallado en otro. Toma una croqueta, sumérgela en el huevo batido y luego pásala por el pan rallado, asegurándote de que quede bien cubierta.

Repite el proceso con todas las croquetas y vuelve a colocarlas en el refrigerador por media hora más para que se asiente el empanizado.

Paso 5: Fríe las croquetas

Luego de que las croquetas estén bien empanizadas, es hora de freírlas. Para ello, calienta aceite de oliva virgen extra en una sartén grande y espera a que esté bien caliente (unos 170 grados). Una vez que el aceite esté caliente, agrega las croquetas de a pocas para no enfriar demasiado el aceite.

Fríe las croquetas hasta que estén bien doradas y crujientes (unos 3-4 minutos). Luego, sácalas de la sartén con la ayuda de una espumadera y colócalas en papel absorbente para que se escurran bien el aceite.

Paso 6: Disfruta tus croquetas deliciosas y jugosas

Una vez que las croquetas estén listas, es hora de disfrutarlas. Sirve en un platillo y decóralas con perejil fresco. Te aseguramos que quedarás maravillado con el sabor de estas deliciosas croquetas.

Conclusión

Hacer unas croquetas deliciosas y jugosas no es una tarea complicada, pero sí requiere un poco de paciencia y dedicación. Si sigues los pasos de esta receta al pie de la letra, te garantizamos que tus croquetas quedarán como las de un auténtico chef español. ¡Buen provecho!