frito.es.

frito.es.

¿Quién dice que los fritos solo son para el plato principal? Prueba nuestras croquetas de jamón y queso

¿Quién dice que los fritos solo son para el plato principal? Prueba nuestras croquetas de jamón y queso

Si hay algo que la mayoría de las personas disfrutan en la comida es sin duda los fritos. Y, aunque se ha establecido que no son precisamente los alimentos más saludables, ¡de vez en cuando no hace daño darse un gustito! Si estás buscando algo diferente para incluir en tu menú, te invito a probar nuestras ricas croquetas de jamón y queso.

Las croquetas son uno de esos platillos que pueden ser apreciados tanto por los niños como por los adultos, y que, a pesar de su sencillez, pueden ser un gran éxito en una reunión o en una cena. Aprende con nosotros a hacer unas croquetas de jamón y queso realmente deliciosas, y comprueba por ti mismo que los fritos pueden ser para cualquier momento del día y no solo para el plato principal.

Ingredientes para las croquetas

Antes de comenzar a preparar nuestras croquetas, es importante que cuentes con los siguientes ingredientes:

- 2 tazas de harina de trigo
- 4 tazas de leche
- 3 cucharadas de mantequilla
- 1 cebolla pequeña
- 2 dientes de ajo
- 3 tazas de jamón picado
- 2 tazas de queso amarillo rallado
- Pan rallado
- Aceite para freír

Preparación de las croquetas

1. En una olla, agregamos la mantequilla y dejamos que se derrita. Agregamos la cebolla y el ajo picados y salteamos a fuego medio hasta que la cebolla comience a dorarse.

2. Agregamos el jamón picado y salteamos durante 3 minutos.

3. Luego agregamos la harina de trigo y mezclamos vigorosamente con una cuchara de madera por unos 3-5 minutos o hasta que se tueste un poco.

4. Agregamos la leche poco a poco mientras mezclamos con la cuchara de madera hasta que la preparación quede uniforme y sin grumos.

5. Agregamos el queso rallado y mezclamos bien hasta que se funda.

6. Dejamos reposar la preparación en la nevera durante 2 horas hasta que se enfríe y tome consistencia.

7. Formamos las croquetas del tamaño que deseemos y pasamos por el pan rallado.

8. Calentamos el aceite en una sartén y sumergimos las croquetas en el aceite caliente. Freímos hasta que queden doradas.

9. Sacamos las croquetas con la ayuda de una espumadera y las colocamos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

10. Servimos y disfrutamos.

Acompañantes para nuestras ricas croquetas

Las croquetas de jamón y queso son sumamente versátiles y pueden ser acompañadas por diferentes opciones. Si deseas una opción más fresca, puedes optar por una ensalada de lechuga, jitomate y pepino. Si prefieres algo más calórico, puedes servir junto a unas papas fritas. Si te gusta lo picante, puedes hacer una salsa agridulce de morita o una salsa de chile de árbol. Las posibilidades son muchas, ¡y dependen de tus gustos y preferencias!

Conclusión

No te dejarás arrepentir por probar nuestras croquetas de jamón y queso, y, sin duda, te sorprenderás gratamente por lo fáciles que son de hacer. Con esta receta podrás disfrutar de un delicioso bocado en cualquier momento del día, ya sea para el desayuno, el almuerzo, la cena o incluso para una merienda. ¡Anímate a prepararlas y no te quedes con las ganas de disfrutar de un platillo único y lleno de sabor!