frito.es.

frito.es.

Secretos para que tus fritos queden dorados y crujientes sin que se quemen

Los fritos son uno de los platillos más deliciosos y populares en todo el mundo. Muchas personas disfrutan de su crujiente textura y su sabor agradable. Sin embargo, no siempre es fácil lograr que los fritos queden perfectos. Es común que se quemen o que no queden dorados y crujientes. En este artículo, te enseñaremos algunos secretos para que tus fritos queden dorados y crujientes sin que se quemen.

¿Qué son los fritos?

Los fritos son alimentos que se fríen en aceite caliente. Hay muchos tipos de fritos, como papas fritas, empanadas fritas, aros de cebolla fritos, nuggets de pollo, entre otros. La técnica de fritura es simple, pero hacerlo bien requiere habilidad y práctica.

El aceite es clave

El aceite que uses para freír tus alimentos es fundamental para obtener fritos dorados y crujientes. Lo ideal es usar aceites con alto punto de humo, como aceite de canola o aceite de girasol. Estos aceites son perfectos para lograr fritos crujientes sin quemarse.

Usa la cantidad adecuada de aceite

Una de las claves para conseguir fritos dorados y crujientes es usar la cantidad adecuada de aceite. No debes llenar la sartén hasta arriba, ya que así corres el riesgo de que el aceite se queme y arruine tus fritos. Solo debes usar la cantidad necesaria para cubrir los alimentos y que queden sumergidos en el aceite.

Usa la temperatura correcta

La temperatura del aceite es clave para conseguir fritos dorados y crujientes. Lo ideal es que la temperatura esté entre 160 y 180 grados Celsius. Si el aceite está demasiado caliente, los alimentos se quemarán y si está demasiado frío, los alimentos no quedarán crujientes.

No llenes la sartén

Otro error común es llenar la sartén con demasiados alimentos. Esto hará que el aceite se enfríe y que los fritos no queden dorados y crujientes. Es mejor freír pequeñas cantidades a la vez y retirar los alimentos del aceite tan pronto como estén listos.

No remojes los alimentos

Es importante que los alimentos estén secos antes de sumergirlos en el aceite caliente. El aceite y el agua no se mezclan, así que si el alimento está húmedo, el aceite salpicará y se quemará. Así que asegúrate de eliminar cualquier exceso de humedad antes de freír.

Usa una cesta para freír

Usar una cesta para freír es una excelente manera de lograr fritos dorados y crujientes sin que se quemen. Además, las cestas para freír son más seguras que las sartenes, ya que te permiten sumergir los alimentos en el aceite sin tener que manipularlos demasiado.

Prepara los alimentos adecuadamente

Es importante preparar adecuadamente los alimentos antes de freírlos. Por ejemplo, si quieres hacer papas fritas, debes cortarlas en tamaños uniformes para que se cocinen de manera uniforme. Si estás haciendo nuggets de pollo, asegúrate de sazonarlos bien antes de sumergirlos en el aceite.

Escurre el exceso de aceite

Una vez que los fritos estén listos, debes sacarlos del aceite y dejarlos escurrir para eliminar el exceso de aceite. Esto ayudará a que los fritos queden crujientes por más tiempo.

Conclusión

Freír alimentos puede ser desafiante, pero con estos secretos podrás lograr fritos dorados y crujientes sin que se quemen. Recuerda usar aceites con alto punto de humo, la cantidad adecuada de aceite y la temperatura correcta. Además, no llenes la sartén con demasiados alimentos y prepara los alimentos adecuadamente antes de freírlos. Y por último, no olvides escurre el exceso de aceite. Ahora puedes disfrutar de tus fritos favoritos, hechos en casa, y con un sabor inmejorable.